Querida ‘amiga’ cucaracha: así nos protege el insecto más odiado

Con la llegada de la primavera y el aumento de las temperaturas muchos animales y plantas salen de su letargo invernal y cobran más protagonismo, tanto en campos como en ciudades. Las plantas con flores son una delicia para los sentidos pero el calor también activa a unos insectos con muy mala fama: las cucarachas.

“Buscan temperaturas cálidas para vivir, niveles importantes de humedad y prefieren la oscuridad”, explica a EL ESPAÑOL M. Dolors Piulachs, investigadora del Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF) de Barcelona.

A pesar de su nombre, la cucaracha americana no es nativa de ese continente. Su origen se remonta a África y se introdujo en Estados Unidos a principios del siglo XVI. Desde ahí se ha extendido por todo el mundo, incluyendo a España.

Este insecto busca ambientes interiores con acceso a fuentes de comida, pero también vive al aire libre en lugares húmedos, sombreados y cálidos. En las ciudades preocupa su potencial para transmitir enfermedades causadas por bacterias, protozoos y virus, así como las reacciones alérgicas y de asma que puede provocar en algunas personas.

Su rápido crecimiento, su alta fecundidad y la capacidad que tiene para regenerar sus propios tejidos han permitido que sobreviva y se adapte a la perfección a los entornos urbanos. Un equipo chino de investigadores ha analizado su genoma y ha descubierto que en sus genes está parte de la explicación de su excelente adaptación cosmopolita.

El análisis, publicado en el último número de la revista Nature Communications, revela que esta especie tiene el segundo genoma de insecto más grande secuenciado hasta el momento, solo por detrás de la langosta. La investigación muestra cómo se han expandido las familias de genes asociadas con la respuesta a estímulos químicos de su entorno y con la tolerancia a los factores químicos y biológicos.

Según los autores, estos hallazgos podrían ayudar a controlar mejor la especie. “El genoma servirá como referencia para otros enfoques de genómica comparativa entre las cepas resistentes a los insecticidas y la cepa salvaje”, señala a EL ESPAÑOL Shuai Zhan, investigador del Instituto de Fisiología y Ecología Vegetal de la Academia China de Ciencias y autor principal del trabajo.

Leave a comment